La técnica que te presentamos hoy es un básico para nuestro bienestar emocional. Muy sencilla de practicar, sirve para aliviar eficazmente los síntomas de ansiedad, resultando una maravillosa técnica de autocontrol.

Para practicarla, basta con sentarse en una silla cómoda en postura de atención plena, aunque las primeras veces puedes también hacerla tumbado. No tiene tiempo límite, tú decides cuánto rato practicarla hasta lograr el estado deseado.

Se trata de una técnica muy beneficiosa para practicar la autoobservación y la relajación del estado emocional, aunque de manera indirecta también se trabaja la relajación física y la concentración de la mente.

¿Quieres aprender a hacerla bien? Pues ponte cómodo, en postura de atención plena, y vamos a respirar…

Técnica de Respiración Abdominal