¡Hola! Muy bienvenido a este espacio de descanso consciente. En él, iremos conociendo técnicas de relajación, respiración, meditación o mindfulness, que nos ayudarán a realizar un camino hacia la salud y el bienestar pleno.

En todas las prácticas trabajaremos cuatro puntos clave: la autoobservación, la relajación física, la concentración mental y la templanza emocional, pero verás que cada una de ellas pone el foco con más fuerza en uno de esos aspectos.

Todas las técnicas serán guiadas y muy sencillas de realizar; solo tienes que relajarte y seguir los pasos… Para ello, comienza por crear un ambiente adecuado: busca un espacio tranquilo, en el que te encuentres cómodo y libre de interrupciones. Puedes sentarte cómodamente en una silla o en un cojín, con la espalda erguida y la barbilla ligeramente inclinada hacia adelante, para que tu columna se mantenga recta.  Si lo prefieres, puedes quedarte de pie; en ese caso, separa los pies a la altura de tus caderas y flexiona un poquito las rodillas para mantener bien el equilibrio. Lo importante en ambas opciones es mantener una postura de atención plena. En las primeras ocasiones, puedes también tumbarte, sin llegar a quedarte dormido… ¡a no ser que la técnica esté diseñada para entrar en el sueño!

¿Empezamos con la primera? Vamos a hacer una técnica de autoobservación y atención plena en la corporalidad. Así que ponte cómodo, busca un rincón agradable y prepárate para seguir mis pasos… vamos allá!

Técnica de Autoobservación