Sin duda, la gastronomía está de moda. Comer se convierte muchas veces en un placer, en un modo de ocio… pero es importante que no olvidemos para qué nos alimentamos realmente.

Debemos recordar que nuestro cuerpo está compuesto por millones de células y que éstas se construyen y funcionan con aquello que ingerimos. Por tanto, nos alimentamos para nutrir a cada una de las células de nuestro cuerpo. ¡Por eso resulta vital poner consciencia en la alimentación! Si seleccionamos buenos alimentos, se transformarán en nutrientes óptimos y éstos, a su vez, en células sanas. 

Acompáñame y te cuento un poco más…