El sueño es una fuente de energía imprescindible para nuestra salud. Durante la noche, trabaja nuestro sistema inmune y se ordenan todos los biorritmos de nuestro cuerpo. Además, mientras dormimos, se produce toda una generación de hormonas y otras sustancias que nos permiten tener calidad de vida al día siguiente. Por eso, no se trata sólo de ir a dormir, sino de tener un sueño de calidad, verdaderamente reparador.

¿Quieres un buen plan para lograr un descanso óptimo? ¡Toma nota de todo lo que puedes hacer para conseguirlo!