Energía, foco y presencia

Descripción del taller

En una primera parte de este taller centramos los contenidos y las prácticas en potenciar una actitud
proactiva en la propia salud y ejecutamos planes de acción que han ayudado a los asistentes
a respetar el funcionamiento rítmico y ordenado del cuerpo, a potenciar un estado de
energía superior, constante y óptimo y hemos contribuido a una mayor presencia en sus
diferentes facetas del día a día.

En este taller queremos dar un paso más: acompañar a los asistentes a mejorar la salud
centrándonos en desarrollar las capacidades que nos permiten la gestión saludable del
cambio-incertidumbre.

En palabras de Albert Einstein: “Nuestra forma de pensar genera problemas que la
misma clase de pensamiento nunca logrará resolver”. ¿Cómo podemos enfrentarnos a
esta limitación?  Si actuamos desde la mente racional, convertimos el problema en una
obsesión; si introducimos la mente emocional, el problema se vuelve un dilema; solo
desarrollando la mente exploratoria tenemos una tercera vía, una nueva visión y por
tanto una nueva posibilidad de dar con una solución más creativa y libre.
Creemos que toda persona ha de estar anclado en sí misma para ser capaz de gestionar los
problemas-cambios-incertidumbre de una forma saludable para la persona y su entorno. El
desarrollo de estas tres competencias: energía, foco y presencia, proporcionan ese estado
de autoconocimiento y anclaje que ha de poseer un líder saludable.

Formato

Charla magistral + Prácticas + Plan de acción
Duración: 5 horas
Aforo: 20 a 25 personas

Ficha técnica

Objetivos

Empoderar a las personas en su Yo interno.
Afianzar los nuevos patrones de vida en nutrición, sueño, ejercicio físico y el arte de
relajarse como fuente básica de salud integral.
Explorar nuevas miras en la resolución de conflictos y gestión de cambios.
Aprender la práctica del silencio y la autoobservación en el día a día.
Elaboración de un plan de acción individualizado.

Conductas a modificar

Centrase en uno mismo.
Desarrollar la mente exploratoria para una nueva dirección del pensamiento.
La comunicación con uno mismo y con los demás.

Beneficios a alcanzar

Potenciar la figura del observador.
Nivel de energía óptimo para la gestión del día a día.
Desarrollar una mayor capacidad de concentración mental y de templanza en las
emociones.
Alcanzar un estado de presencia en la propia vida: el foco interno.
Herramientas que les ayuden a poner dirección vital y aprender a comunicarlo.
Potenciar un estado de salud óptimo en el plano biopsicosocial.